Hornear

Pastel volteado de piña sabor chocolate

By noviembre 8, 2020octubre 15th, 2021No Comments
Dificultad: media
Porciones: 8
Tiempo de preparación: 40 minutos
Tiempo de horneo: 30 minutos

Convertimos el clásico pastel volteado de piña en una versión irresistible, con delicioso chocolate derretido y un caramelo de mantequilla que humedecen un exquisito y esponjoso bizcocho de chocolate con coco. ¡Te fascinará!

Ingredientes

  • 1 cucharadita de REXAL® Polvo para Hornear
  • 1/4 de Taza de Mantequilla
  • 1/3 de Taza de Azúcar mascabado
  • 10 Rebanadas de Piña en almíbar
  • 1/3 de Taza de Mantequilla
  • 2/3 de Taza de Azúcar
  • 3 Huevos
  • 80 Gramos de Chocolate semi amargo
  • 1 Cucharada de Esencia de vainilla
  • 1 Taza de Harina
  • 1 Taza de Coco molido en el procesador de alimentos
  • 1 Cucharadita de Sal
  • 40 Gramos de Cocoa
  • 3/4 de Taza de Leche

REXAL® Polvo para hornear

Procedimiento

PASO 1

Precalienta el horno a 180 °C de 10 a 15 minutos.

PASO 2

En una ollita a fuego bajo, derrite la mantequilla. Agrega el azúcar mascabado y cocina hasta que se disuelva y tengas un caramelo.

PASO 3

Vierte en un molde para pastel de 25 cm de diámetro y coloca las piñas. Reserva.

PASO 4

Bate la mantequilla con el azúcar hasta acremar. Agrega uno a uno los huevos, el chocolate semi amargo derretido y la esencia de vainilla.

PASO 5

Agrega la harina, el coco, la sal, REXAL® Polvo para Hornear, y la cocoa, alternando con la leche. Bate hasta incorporar.

PASO 6

Vierte la mezcla en el molde con caramelo y las piñas cuidadosamente para no moverlas. Hornea por 30 minutos o hasta que el bizcocho esté cocido.

PASO 7

Deja entibiar el bizcocho y voltea sobre un plato. ¡Sirve y disfruta con amigos!

Rexal Recomienda

Cuando calientes la mantequilla con el azúcar, procura no mover demasiado, de otra forma se cristalizará. No es necesario engrasar el molde ya que al momento de voltearse se deslizará suavemente por la cantidad de mantequilla. No dejes enfriar completamente el bizcocho antes de desmoldarlo para que la mantequilla no se solidifique.