Freir

Bolitas de sushi

Dificultad: fácil
Porciones: 6
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos

Las bolitas de sushi son una receta perfecta para compartir con todos tus seres queridos. Son muy fáciles de hacer y prácticas para llevar a cualquier lugar.

Ingredientes

Para los brownies:

  • 2 Cucharaditas de REXAL® polvo para hornear
  • 1 Taza de Camarón pacotilla en cubos
  • 1 Cebolla Cambray picada
  • 1 Cuchara de Ajo en polvo
  • 1/4 Taza de Apio en cubos
  • 1/2 Taza de Zanahoria en cubos
  • 2 Tazas de Arroz para sushi precocido
  • 3 Cucharadas de Salsa de ostión
  • 1 Cucharada de Vinagre de arroz
  • 2 Cucharadas de Salsa de soya
  • 1 Cucharada de Azúcar
  • 2 Cucharadas de Fécula de maíz
  • 1/4 Taza de Cebollín picado
  • 2 1/4 Tazas de Harina de trigo
  • 3 Cucharadas de Azúcar
  • 1 Cucharadita de Sal
  • 1 Huevo
  • 1 1/4 Tazas de Agua
  • 2 Tazas de Panko
  • Aceite Vegetal para freír al gusto

Para acompañar:

  • Salsa de Ostión al gusto
  • Ajonjolí al Gusto

REXAL® Polvo para hornear

Procedimiento

PASO 1

Para el arroz, en un bowl mezcla el camarón junto con la cebolla cambray, el ajo, el apio, la zanahoria, el arroz, la salsa de ostión, el vinagre de arroz, la salsa de soya, el azúcar, la fécula de maíz y el cebollín, hasta integrar todos los ingredientes. Forma bolitas con la mezcla de arroz de tamaño mediano y refrigera.

PASO 2

Para el rebozado, en un bowl mezcla el REXAL polvo para hornear, la harina de trigo con el azúcar, la sal, y el huevo; integra los ingredientes añadiendo poco a poco el agua e incorporando todo hasta obtener una mezcla ligeramente espesa.

PASO 3

Sumerge las bolitas de arroz en el bowl con la mezcla del rebosado hasta cubrir por completo; saca y baña con panko. Fríe en aceite vegetal caliente moviendo constantemente hasta obtener un dorado uniforme. Escurre en papel absorbente y reserva.

PASO 4

Sirve acompañado de salsa de ostión, ajonjolí y disfruta.

Rexal Recomienda

Puedes sustituir el camarón por atún o agregar chile para tener ese toquesito picoso.