Masa francesa popular en la repostería clásica. Se elabora con huevo y mantequilla, y es utilizada como base para preparar algunos postres como profiteroles y eclairs. Es importante que esta masa quede hueca al estar horneada, ya que después se le agrega relleno de distintas variedades y sabores.